Chedly Ben Ibrahim

Biografía

Chedly Ben Ibrahim, nacido en Túnez, es fotoperiodista miembro del colectivo Hans Lucas. 

Desde que decidió comenzar en el mundo del fotoperiodismo, ha cubierto la transición democrática de Túnez e importantes eventos, como el asalto de la embajada de América en Túnez, o los ataques terroristas que afectaron a este país en 2015.


Como freelancer, ha trabajado para Demotix y ha firmado contratos con Wostok Press, SIPA USA y otras agencias. Además ha colaborado con numerosos periódicos y revistas como The Mirror (UK), The Daily Mail (UK), El Mundo (Spain), etc. Finalmente en 2019 The New York Times se puso en contacto con él.

A día de hoy cubre las noticias más importantes de su país y está disponible para colaboraciones en Túnez y otros países, incluidos territorios de conflicto y guerras. Al mismo tiempo trabaja en sus propios proyectos relativos a problemas de índole social en Túnez.

Paradise despite Tunisia

,,

A los 75, debería llevar una vida tranquila, sin embargo, Jenaina fue denegada de los lujos y sigue trabajando para sobrevivir. Después de la muerte de su marido, y para sacar adelante a sus hijos, trabajó por muchos años como limpiadora en compañías de transporte público.

En Túnez, las agencias de trabajo temporal no respetan la legislación, de esta manera los empleados están sobreexplotados, no declarados, sin afiliar a una seguridad social y la mayoría de las veces son engañados. A día de hoy, Jenaina se encuentra sin una pensión de jubilación y llevando una vida poco digna. Si ello fuera poco, sufre de una enfermedad respiratoria y dolor crónico en la rodilla. Sin embargo, esto no le hecha para atrás a la hora de viajar todos los días por varias horas, recogiendo botellas de plástico que vende a los intermediarios de centros de reciclaje. De aquí es de donde recibe todos los ingresos que tiene para vivir, a parte de algunas ayudas que le ofrecen los agentes de movilidad.

Jenaina prefiere trabajar dignamente antes que pedir en la calle...Por otro lado, vive con su hija Radhia (50 años, desempleada, y con afecciones del corazón, el estado paga unos 50$ por estas afecciones) en una casa de acogida en el barrio de Hay Nassim.


A día de hoy, y aún a pesar de la mala situación vivida, sigue siendo reacia a la era del dictador Ben Ali. Con furia, su aviso a los tunecinos, es no votar a los políticos, pues estos no traen nada en absoluto en beneficiencia del ciudadano. Y para los más jóvenes lanza una llamada para abandonar el alcohol y las drogas, y centrarse en trabajar con dignidad en lugar de pasar todo el día en la cafetería.


Con todo en contra, Jenaina sigue siendo un ejemplo de esperanza, valor y además un ejemplo a seguir por los jóvenes para darle valor al trabajo.

Revisa el proyecto completo en la web de Chedly!

Fotógrafo documental I chedlybenibrahim.wordpress.com I @tunisianphotojournalist I Linkedin I ben.ibrahim.photographie@gmail.com 

  • Facebook
  • Twitter
  • Instagram

« Los políticos han producido drogas para los jóvenes, han destrozado a la gente. La gente joven ha sido devorada por el océano, el estado ya no existe. Si pudiéramos escapar los haríamos, nos hemos convertido en refugiados, como en Etiopía. »

- Palabras de Jenaina que describen Túnez tras la revolución - 

Jenaina sueña con vivir en la ciudad sagrada limpiando el Kaaba (edificio sagrado en el centro de la mezquita más importante del Islam, La Gran Mezquita de la Mecca) para el resto de su vida.

 

Para ella, la ciudad sagrada podría ser el paraíso que probablemente le ayude a escapar de una vida precaria. Un paraíso que ha estado buscando por muchos años pero que aún no ha encontrado en su Túnez original.

Copyright KörperMagazine 2019